Valoración del programa de gobierno del tripartito de izquierdas en Castrillón

Hubo, como estaba cantado, acuerdo de gobierno IU, PSOE y Podemos para el Ayuntamiento de  Castrillón. Como valoración inicial, el contenido del programa de gobierno tripartito es bastante decepcionante ya que no deja de ser un catálogo o refrito bastante deslavazado de medidas, muchas ya puestas en marcha y otras pendientes desde hace años, después de doce años de gobierno de la izquierda, así como de planes, muchos de ellos genéricos, y otras cuestiones que tienen que ver más con una carta a los Reyes Magos que con un programa de gobierno. Podríamos resumir que el programa  del tripartito de izquierda se basa en el reparto de ayudas, subsidios y subvenciones de todo tipo, algunas justificadas pero otras que no se explican que deba asumir un ayuntamiento como las de ayudas al pago de hipotecas. Todo ello con el afán de fidelizar un voto cautivo y clientelar. Mientras, el objetivo fundamental de promover el crecimiento económico y el empleo, que es la mejor  y base de toda política social, queda relegada ya que ni hay una clara apuesta por el suelo industrial, del que carecemos tras doce años de gobierno de IU, ni una política fiscal de contención y rebaja de algunos impuestos como el IBI. En este sentido, se  apuesta por crear todo el empleo público posible y remunicipalizar servicios públicos, lo que provocará aumento del gasto y probablemente una mayor ineficiencia. Por otra parte, se vuelven a promover inversiones como la peatonalizacion de la calle Ramiro I en Piedrasblancas, que es más que cuestionable, y que IU ya llevó en su programa. Sin embargo, no se sabe nada concreto de lo que van a hacer con la pileta pequeña de la piscina municipal, cerrada hace casi diez años a causa de su mal diseño, tras más de medio millón de euros de inversión durante el gobierno de IU-PSOE. Para Raíces, en vez de promover una reforma integral de la peligrosa travesía de Juan de Austria, estudiarán la reordenación vial; en Coto Carcedo se estudiará la mejora del acceso vial; y en Salinas solo se contempla la peatonalización de la calle  doctor Villalaín. Después de doce años de gobierno de IU sola o con PSOE vuelven a incluir cuestiones que deberían estar resueltas como la necesidad de dar una utilidad a los terrenos del antiguo camping de Las Lunas, así como la «mejora» del Juzgado de Paz. Tampoco se vislumbra una solución definitiva al saneamiento como el completar el de la zona sur, y  seguimos a la espera de la inauguracion de la nueva biblioteca de Piedrasblancas tras casi diez años de espera, así como la concreción de las obras de Ferrota. Podriamos extendernos en analizar más insuficiencias, retrasos y propuestas más que cuestionables, pero vamos a dar un margen de confianza al nuevo gobierno para ver si corrige el rumbo, aunque somos escépticos, ya que lo que necesita Castrillón nos es más de lo mismo, sino un cambio de política y de políticos, porque el ciclo de la izquierda está en su última fase.                                    

Facebook Facebook Facebook

Hemeroteca